viernes, 14 de diciembre de 2012

Vete

La cosa es sencilla.

Cansado de escuchar y leer a tantos amigos, conocidos y desconocidos que sólo se quejan de cómo está la cosa en España, el otro día puse en mi Facebook el siguiente status:


De los mil y pico amigos que tengo en Facebook, sólo le dieron like 24 personas. Eso me dio que pensar: Hay más gente que dice que se quiere ir de la que realmente está dispuesta a irse.

Y pude comprobarlo de forma chapucera pero contundente: debajo de ese status pregunté a qué destino se irían esas personas si tuvieran el pasaje. De esas 24 personas me contestó una.

Esto se podía haber quedado en una anécdota de bar, pero como soy de los que creen que Hacer is the new Decirdecidí llevar la cosa hasta el final y elevada a la máxima potencia: me gustaría comprobar cuánta gente está dispuesta a dejar de decir que se iría, para irse de verdad.

Por eso se me ocurrió lanzar una propuesta a cualquiera que viva en España (y aquí no entremos en nacionalismos), independientemente de su edad, profesión, religión u orientación sexual. Y dice así:

Si de verdad estás harto de tu situación en España, deja de quejarte y vete. 
Es más, yo te pago el billete.


                                                      
Aquí no hay truco ni cartón, pero sí tres condiciones, no negociables:

1) Un único billete para una (1) única persona. Ella elige el destino, pero la fecha de salida la pongo yo: 1 de Enero. ¿Por qué? Pues porque Año nuevo, vida nueva y en este caso de verdad. Importante: si no está esa fecha disponible para el destino que hayas elegido, la salida será lo más cercana a esa fecha. Evidentemente te puedes ir acompañado, pero en ese caso tú pagas el billete de tu acompañante.

2) El billete no es para que te pegues una vacaciones de un mes, sino para que te vayas. Con todas sus letras y lo que eso significa. Irte mínimo un año, por eso la fecha de regreso es a un año vista. Si luego te da por cambiarla, tú asumes los costes.

3) Tienes tiempo de pensártelo desde el momento en que lees estas líneas hasta el día 24 de diciembre de 2012. Ése será el día en que comunique a través de este mismo blog quién es la persona que un día dijo que se iba y se fue. Un bonito regalo de Navidad.

No tengo ni idea de cuánta gente está dispuesta de verdad a irse. No sé si será mucha o será muy poca, pero si te interesa o conoces a alguien a quien pueda interesar, lo único que tienes que hacer para que yo te pague el billete es pensar si realmente estás dispuesto a irte. Si es que sí, mándame un mail a nickonogues@yahoo.es  Si sólo eres tú, te vas tú. Si sois muchos, y aunque no me gustaría que esto se convirtiera en un cutri-concurso, tendré que sortear el pasaje.

Algún iluminado pensará que me sobra el dinero pero nada más lejos de la realidad. Trabajo como un capullo, igual que la mayoría. Eso sí, vivo de lo que me gusta. Y si para conseguirlo me tengo que ir a 10.000 km de mi querida Barcelona, pues me voy. Tanto es así, que llevo 10 meses viviendo en México DF, por eso sé de qué hablo.

A muchos esta propuesta les parecerá una locura, a mí me parece que ser coherente es la cosa más cuerda que uno puede hacer. Si con esta idea le puedo ayudar a cambiar la vida a una sola persona, me doy por más que satisfecho. Si además esta idea inspira a muchas otras personas a dejar de Decir y empezar a Hacer, me sentiré todavía más contento.

Así que si es que si eres de los que lleva ya un tiempo diciéndole a todo el mundo que si pudieras te irías, vete. Yotepagoelbillete.

ÚLTIMA HORA: El amigo y compa Dani Granatta se suma a la propuesta regalándole a la persona que se vaya, un Ipad 2, para se aburra en el viaje. Ah, y la ilustración tan chingona es del amigo y compa Salles